artes-marcialesLuis siempre luce impecable, esto se lo debe a la práctica del boxeo y de las artes marciales, otra de sus pasiones, puesto que le han proporcionado a lo largo de su carrera, las bases de la disciplina, del orden y de la templanza de su carácter.

Son ejercicios que fortalecen el cuerpo, la mente y el espíritu que mayoritariamente se originaron en Oriente e incluyen boxeo y autodefensa.

Algunas artes marciales, y en específico aquellas creadas en China, Japón y Corea, van más allá de las aplicaciones mecánicas e incluyen conocimientos de traumatología, regulación del sistema físico, de la psique y áreas que se relacionan con la medicina china tradicional, como la acupuntura y la herboristería.

Al hacer uso de este tipo de elementos, el arte marcial se vuelve sumamente avanzado y eficaz, ya que estas técnicas brindan una noción detallada del funcionamiento energético, físico y psicológico del adversario y lograr su derrota rápidamente.

Quizá sea la principal razón por la que Luis sea un ferviente alumno, pues su práctica lo ha llevado a ser un hombre metódico, que ha sabido llevar la agenda del actual Jefe de Gobierno, de la hoy Ciudad de México.

Las artes marciales orientales en algunos casos, eran practicados sólo por una élite relacionada con la milicia y la nobleza, como fue el caso de los samurái en Japón.

Éstas se han practicado desde hace más de 4 mil años, se han dividido en muchas disciplinas a lo largo del tiempo y son practicadas actualmente en todo el mundo. Las artes marciales más populares en número de practicantes son de origen chino y japonés, tales como el Kung Fu, Karate do y Ninjutsu, entre otros.

Los diversos tipos de artes marciales se han expandido con el paso del tiempo y abarcan un número de deportes y disciplinas que promueven la salud física y mental, el autocontrol, la disciplina y la protección personal, características que Luis Ernesto Serna posee y practica en su vida y actividades laborales diarias.